ADOLESCENCIA - S.T.

>
El azúcar de mi sombra
se disolvió para siempre en el café
profundo de tus ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario