"Me dijeron que mintiese un poco en mi curriculum para encontrar trabajo. Pero no puedo", se lamentaba Pinocho al mendigo que compartía con él un trozo de pan.