Marina Montes

LEO. ESCRIBO.
COMUNICACIÓN, REDES SOCIALES Y COSAS VARIAS

ESCRIBO

LIBROS

SOCIAL MEDIA & INTERNET

OTRAS COSAS

Un compositor en crisis, una casa en la playa alejada del mundo y unas extrañas premoniciones. Éste es el punto de partida de La última noche en Tremore Beach, de Mikel Santiago, una novela que consigue mantener al lector en tensión durante las más de 400 páginas que componen esta obra. 

Para mí esta lectura ha supuesto el descubrimiento de Mikel Santiago. Y también, el salto hacia la novela larga del propio autor, ya que hasta el momento sólo había publicado relatos y novelas cortas. El reto de alargar la historia y mantener al lector en tensión ha sido superado con creces en este libro, que no tiene nada que envidiar a otros autores internacionales de thriller. De hecho, sus derechos se han venido a varios países y hay quien lo llega a comparar incluso con Stephen King o John Connolly. Símiles aparte, lo cierto es que estamos ante uno de los nuevos grandes autores de la literatura en castellano que dará mucho de que hablar en los próximos años.

Escribir un thriller y mantener la tensión es algo harto complicado. Sobre todo, para los lectores de hoy en día que están acostumbrados a un ritmo mucho más audiovisual. Por eso, La última noche en Tremore Beach es uno de los libros imprescindibles de los últimos años.

Dentro de la historia destacan varios aspectos. En primer lugar, los escenarios, que forman parte de la historia como un personaje más. La playa de Tremore Beach, la tormenta y el mar envuelven a los protagonistas y ayudan a crear la atmósfera perfecta, con toques de misterio y terror que atrapan página a página. Los pequeños detalles repetitivos a lo largo de la novela y las pinceladas que va desgranando a lo largo de la novela hacen que el lector se sumerja totalmente en todos los escenarios que aparecenen la historia.

En segundo lugar, los personajes: todos ellos con matices, con claros y oscuros y con una psicología interna muy bien creada. Desde Peter Harper, el compositor protagonista, hasta el resto de personajes que habitan en el pequeño pueblo de Clenhburran, todos cuentan con claroscuros que los hacen mucho más reales. 

Por último, el ritmo. Realmente trepidante. Aunque al principio arranca tranquilo, rápidamente comienza a subir y se mantiene in crescendo durante toda la novela. Destaca enormemente el uso del cliffhanger al final de cada capítulo y la narrativa cinematográfica. Los capítulos finales se leen frenéticamente, sin dar tregua a las páginas gracias a un gran dominio para crear puntos de tensión y desarrollarlos de manera adecuada.

Un relato lleno de acción, pesadillas y terror en la que el lector llega a sentir auténtico miedo. A pesar de todo, serán muchos los que deseen encontrar realmente la casa en Tremore Beach y comprobar si la valla blanca sigue en pie o ha sido arrancada.


Autor: Mikel Santiago
Edición: Ediciones B
Páginas: 424 p.
Precio: 18€

No hay comentarios:

Publicar un comentario

| Designed by Colorlib | Adapted by Marina Montes