Marina Montes

LEO. ESCRIBO.
COMUNICACIÓN, REDES SOCIALES Y COSAS VARIAS

ESCRIBO

LIBROS

SOCIAL MEDIA & INTERNET

OTRAS COSAS

Los retoques en Photoshop son algo común en las revistas de moda. Esa obsesión, casi enfermiza, por lograr la perfección en los cuerpos de modelos y famosos llega, en ocasiones, al surrealismo. Por ejemplo, esta foto de Beyonce, portada de Harper's Bazaar en la que sus piernas... salta a la vista. Una cosa es mejorar una arruguita que nos estropea una foto que ya no podemos repetir, y otra muy distinta es cambiar por completo a la persona que sale en la foto, pretendiendo además que creamos que es real. ¿Quién no se ha quedado impresionado de aquel cartel en el que Julia Roberts anunciaba las bondades de L'Oreal? Definitivamente, esa cara, por muy hermosa que fuese, no podía ser real. Y por eso en Inglaterra incluso se llegó a prohibir la campaña. Para evitar estos engaños, dos investigadores de la Universidad de Darthmouth han decidido crear una 'escala' para medir los retoques del Photoshop en las imágenes.

El estudio ha establecido una serie de grados dependiendo del retoque al que la imagen ha sido sometida. Para ello han tenido en cuenta aspectos como el cambio de tonalidad, brillo y otros ajustes de color hasta otros "arreglillos" más drásticos, como puede ser una mejora en la simetría de la cara o los ojos o la eliminación de arrugas, bolsas y manchas. En definitiva, un chapa y pintura completo.
Para establecer los límites, los investigadores han utilizado a una serie de sujetos a los que iban mostrando fotografías retocadas y naturales pidiéndoles que señalaran el grado de similitud entre ellas.
 
Los autores señalan que su objetivo es que los publicistas y las empresas encargadas de este tipo de publicidad reduzcan estas prácticas o, al menos, indiquen al público el nivel de retoque utilizado, de forma que sean los receptores los que establezcan los límites y comprendan qué es real y qué puede estar modificado con un programa de edición digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

| Designed by Colorlib | Adapted by Marina Montes