Marina Montes

BLOG PERSONAL: LITERATURA, REDES SOCIALES Y OTRAS COSAS

ESCRIBO

LIBROS

SOCIAL MEDIA & INTERNET

OTRAS COSAS



Estás tan feliz mirando Facebook cuando de pronto lees una noticia que te impresiona. ¿Cómo no te lo habían dicho antes? ¿Pero porqué están consintiendo esto? No puede ser, tiene que enterarse todo el mundo. Voy a difundirlo ya... Igual a ti no te ha pasado, pero sí que puedes imaginar esa secuencia lógica en la cabecita de quien lo ha publicado. Se tarda un segundo en indignarse y otro en compartir la noticia. Pero, ¿es real?

Antes lo teníamos claro: si lo dice el periódico / la tele tiene que ser cierto. Pero hoy en día, con el periodismo ciudadano, los blogs, las redes sociales y los medios de comunicación, cualquiera puede intentar ser periodista (es un debate que tenemos que tener más adelante) y publicar información en la red. La facilidad para que los contenidos sean virales hace que muchas de estas "noticias" lleguen a cualquier parte. ¿Pero nos detenemos a comprobar si son reales o nos lanzamos a compartir como posesos?

Respira dos segundos antes de darle al botoncito. No te tomará mucho tiempo hacer un "check" de algunos detalles que pueden darte una pista sobre si es una noticia real, manipulada o, simplemente, un bulo que alguien se ha inventado.

1. Es alarmante
Las noticias que más se extienden están relacionadas con noticias de actualidad y, por desgracia, suelen conllevar fuertes toques de racismo y xenofobia. Desde el "amable terrorista" que alertó a una joven de que no pisase el aeropuerto el 11-S hasta el "aumento al nivel de alerta 5", cientos de noticias de este tipo suelen correr como la pólvora en Facebook.

2.Clickbait de manual
En los últimos años se han puesto de moda esos titulares llamativos. "No creerás lo que pasó cuando llegó a casa". "Cuando leas lo que le ocurrió a esta joven cambiarás tus hábitos". No son más que llamadas a la acción efectivas que buscan que piques y entres en su página web. El aumento de tráfico les hace ganar dinero con las visitas a la web, por lo que normalmente nunca encontrarás lo que ocurre en el titular ni en la entradilla. ¿Quieres pulsarlos? Adelante, reconozco que yo soy carne de clickbait porque no puedo resistirme con algunas de estas historias. Pero mantén la distancia antes de compartirlas. ¿Te parece real? Tómate unos minutos más para confirmarlo.

3. No hay fuentes claras o fiables
 Toda noticia que se precie debe tener las 6W bien arriba. Quién, cuándo, porqué, dónde, por qué y cómo. Aunque desgraciadamente el periodismo cada vez se va degradando más, no podemos perder de vista este punto. "Un científico asegura" no es una fuente fiable. "Un estudio revela que", tampoco y del "vecino del amigo de mi primo que es policía" ya ni hablamos. Si ves que una noticia, por muy impresionante que sea (y sobre todo esas), no te dejan clara cuál es la fuente de la información, huye.

4. Comprueba la ortografía
No te digo que te vuelvas un talibán de la lengua y examines al milímetro si donde hay una coma debería haber un punto y coma. Ni siquiera si una palabra está utilizada en la segunda o tercera acepción del diccionario. Pero sí que el texto tenga una coherencia, no tenga faltas de ortografía y tenga un mínimo sentido. La carta que ha escrito Pérez-Reverte alenta y arenga a las masas y tiene ese estilo chulesco que deja ver en sus columnas. ¿Pero es suya? Sólo con ver un poco por encima queda bastante claro que todo un señor académico no utilizaría los puntos suspensivos y las mayúsculas de manera tan alegre.

5. Examina la URL 
Hay veces en las que vamos predispuestos a creernos noticias de un determinado tema. De eso se aprovechan determinados diarios que, bajo el tono de la sátira, juegan en el límite. Son publicaciones como El Mundo Today, Hay noticia o Rokambol, que juegan con la actualidad estirando hasta el límite (aunque a veces se lo ponen demasiado fácil). Estas webs ya son bastante conocidas, pero ¿y el resto? En España hay muchos medios que siguen esta tendencia (muchos añaden el "today" a su web como signo de identidad) e incluso hay portales para crear noticias falsas con las que gastar una broma. Sin embargo, hay otras webs que van directamente al partidismo y se declaran adalides del periodismo independiente y políticamente incorrecto. Medios como Mediterráneo Digital y derivados acaban convirtiéndose en virales por noticias que nada tienen que ver con la fuente original. Por eso, la URL desde la que se comparte la noticia ya puede darte una idea de si es humor, noticia aliñada o, directamente, partidismo.

5. Revisa el contexto
En ocasiones lo que se comparte es una foto o un vídeo. En este último caso, ¿qué más queremos? No nos están contando nada, lo estamos viendo con nuestros propios ojos. ¿Pero es verdad? Recordaréis el cento comercial en el que "destrozaban un árbol de Navidad en París/Bélgica/América" o el "musulmán que ataca a una doctora en un centro de salud español". La realidad es que es una tradición en algunos países en la que se "sacude" y asalta el árbol para conseguir los regalos.  Y el agresor era un señor ebrio en Rusia, como se comprobaba en los carteles que se veían en el vídeo. Las imágenes indignan, sí, pero el contexto es muy importante para saber si no están diciendo la verdad o no. De hecho a veces no es necesario ni abrir el enlace, sólo con ver los comentarios podremos ver que alguien habrá puesto en duda los hechos e, incluso, encontrado la fuente original.

7. Contrasta y revisa
Si lo que has leido te indigna tanto como para compartirlo, no lo hagas en caliente. Tómate dos segundos para buscarlo en otros medios. Si es tan fuerte como parece, seguramente alguien más lo habrá publicado. ¡Es la noticia más indignante del día! Si tu búsqueda es en vano, empieza a preguntarte si es un bulo que está corriendo por Whatsapp, las redes o el corcho de tu lugar de trabajo. Una buena manera de saber si la noticia es verídica es acudir a portales como Maldito buloo a los canales de las propias fuerzas de seguridad. Guardia Civil y Policía suelen alertar de estas noticias falsas a través de Twitter para evitar que sigan difundiéndose.

Ahora que ya sabes que tu noticia es real, adelante, compártela, indígnate, comenta, critica, rie y déjate llevar por el debate. ¿Es falsa? Si quieres hacer el bien y sentirte el salvador de tu timeline, puedes reportar el enlace a Facebook. Normalmente no ocurre nada, pero al menos, lo has intentado.

¿Y ahora qué? No pasa nada, siempre podemos ver un vídeo de animalitos para quitarnos el mal sabor de boca. ¡No creerás lo que ocurrió tras el temible ataque de este hipopótamo a su cuidador!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

| Designed by Colorlib | Adapted by Marina Montes