ADOLESCENCIA - Culpables

A quien corresponda

Como una sierpe silenciosa, sigilosa, sibilina
se introdujo lentamente.
Día a día, reflexiones,
noticiarios,
periódicos, fotos, preguntas acusadoras…

Nada fue igual.

¿Fueron los libros que leí,
los acordes que aprendí,
las canciones que escuché,
los ojos que me miraron,
las plegarias que ignoré?

Nunca más fue igual…

Marina Montes

Periodista. Lectora voraz. Un poco friki y un mucho geek. Apasionada de las letras. A veces intento escribir cosas, pero no siempre lo consigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario