Conociendo a... MacKenzie McHale

Siempre en la sombra, como un Pepito Grillo que guía a quien da la cara. Así es Mac. MacKenzie McHale (Emily Mortimer), la productora ejecutiva de News Night 2.0. Bajo su aspecto inseguro a veces un poco neurótico hay una mujer capaz de tomar las riendas de cualquier situación que se le presente y admirada por todos, tanto a nivel profesional como personal. Es capaz de seguir una historia durante días, sacrificando su vida personal hasta conseguir la historia y el punto de vista adecuado para mostrarlo a la audiencia.

Y es que MacKenzie y su equipo hacen una revisión del periodismo dando una lección al resto de medios. No importa la audiencia, no importa lo que los demás cuenten. El equipo de ACN News Night va a hacer ese periodismo comprometido, sincero y al servicio del ciudadano que todos querríamos ver en pantalla. Un periodismo que se rige por las reglas de MacKenzie y que deberán usar para elegir las noticias y el enfoque que darle. Las famosas tres “E”: 

¿Es esta información importante para los votantes?
¿Es esta la mejor manera de contarla?
¿Está la historia en su contexto histórico? 

La trayectoria profesional de MacKenzie es intachable. Llega a la redacción de ACN después de estar varios años como corresponsal de guerra en el Medio Oriente y hacer la cobertura de países en guerra como Afganistán, Pakistán o Irak. Después de 26 meses en zonas de conflicto acompañada de Jim Harper (John Gallager Jr.), su pupilo, MacKenzie decide volver a Estados Unidos para buscar un trabajo como productora ejecutiva. Ese es el momento en el que Charlie Skinner (Sam Waterstone) aprovecha para ficharla. 

Si en su vida profesional es una mujer que sabe tomar decisiones e incluso ganarse la vida como corresponsal de guerra durante un tiempo, su vida personal no es tan idílica. Porque la faceta sentimental de MacKenzie es todo un desastre. Podría pensarse que alguien que tiene la cabeza tan fría como para controlar al animal mediático que es Will McAvoy (Jeff Daniels) debería tener una relación personal bastante estable. Pues no. MacKenzie es insegura y un poco cobarde. Tanto que en ocasiones resulta cómico. Y precisamente por eso nos cae tan bien, porque llegamos a identificarnos con sus miedos y temores. 

Porque MacKenzie McHale, la gran productora, la de la ética profesional intachable, también comete errores. Y tal vez el más importante de su vida fue en su relación sentimental con Will McAvoy. Años antes de producir este informativo Will y Mac fueron pareja. Una pareja perfecta hasta que ella lo engañó con otra persona. Desde entonces nada fue igual y las parejas de Mackenzie han ido a peor: ella sigue enamorada de Will pero sabe que, por ahora, nada tiene arreglo. Y sus parejas posteriores han sido un fracaso tras otro. La pobre Mac no da pie con bola.

Lo que está claro es que, con su histerismo y sus momentos de desconcierto, MacKenzie es uno de los pilares de la redacción de ACN y de The Newsroom. Es la brújula moral que Will McAvoy sigue para no perder el rumbo, una especie de Sancho Panza, como vimos en la primera temporada, que lucha contra los molinos mediáticos guiando al loco de Will Quijote. Y en muchas ocasiones es la única voz sensata en la redacción, en la que todos confían cuando un asunto no termina de verse claro. Un personaje bien construido, con sus luces, sus sombras y sus momentos de locura. Porque cuando Mac pierde los papeles es capaz de sacarnos una sonrisa de complicidad a todos. Quizás por eso sea uno de los personajes más queridos de la serie.

*Publicado originalmente en el portal Frikarte

Marina Montes

Periodista. Lectora voraz. Un poco friki y un mucho geek. Apasionada de las letras. A veces intento escribir cosas, pero no siempre lo consigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario