Diálogos peludos

Diálogos peludos


- Nunca has visto una melena tan suave y brillante como la mía – dijo el león.

- Pero mis rayas son tan monocromáticas y geométricas que te superan en belleza – repuso la cebra.

- ¿Todavía no os habéis enterado que este año las manchas causan verdadero furor? – replicó el guepardo.


Desde su percha, la rebeca de lana sintética observaba una absurda discusión entre abrigos de piel auténtica. Estaba tranquila: sobre su conciencia no pesaba la muerte de ningún animal.

0 comentarios :

Publicar un comentario